Follow by Email

viernes, 19 de diciembre de 2014

Con el voluntarismo no basta

En el día de la fecha, el diario digital http://diariamenteneuquen.com publicó la opinión personal del dirigente político Ricardo Villar sobre el "boom" petrolero que vive la Provincia de Neuquén.

La nota comienza con el sombrío panorama sobre el poder omnímodo de las empresas petroleras y su encanto de sirenas.

Luego continua con la injusta distribución de la riqueza a la que estas, y los gobiernos cómplices, someten a las naciones.

Culmina la nota de opinión con un esperanzador mensaje de cómo lucharía contra las corporaciones y sus "encantos".

Algo compartimos con él, la servil complacencia de los gobiernos.

Sin embargo, Villar no sólo repite el "cancionero" popular de todo aquel que persiga una carrera política, sino que sus propuestas parecen un sacrificio en aras de la comunidad y verdad, al mejor estilo del Rey Filósofo de Platón.

Mientras más grande el poder estatal, mayor la necesidad para su manutención y más grande la influencia que necesitan ejercer los privados para obtener los favores del gobernante de turno.

La única manera de no ser presa de los "poderes económicos", es con una fuerte competencia entre las empresas, con la abolición de los corporativismos que limitan la misma; y, claro está, un Estado más ágil, pequeño y limitado en su poder.

Por lo tanto, el "nudo gordiano" del problema está en los favores que necesitan las empresas para sortear la maraña burocrática y los altos impuestos que tienen que pagar.

Dijo Thomas Jefferson -uno de los redactores de la Declaración de la Independencia y el tercer Presidente de EE.UU- en 1790, “Los dos enemigos de la gente son los criminales y el gobierno, de modo que atemos el segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero”.

martes, 12 de febrero de 2013

¡Bomba!

Sí, no es el mejor título para un post, sin embargo es evidente:

"Irán rechazó la indagatoria de su ministro de defensa
Y, claro, ¿cómo no lo iba a hacer?. En la guerra entre Irán e Irak, en el primero de los países, a los pibes les daban una llave de plástico que "abría el paraíso" para que vayan al frente de batalla.

Aún no entiendo cuál fue la jugada política del gobierno de CFK con relación a Irán, tal vez económica pero... a veces los costos políticos conllevan altísimos costos económicos.

Sólo hay que pensar en Perón y la Iglesia Católica, con un elevado costo para el país y el gobierno del mismísimo Perón.

También, porque no se apreció las características institucionales de Irán, como para confiar en un país que tiene "normas" pre-modernas.

En otro orden de cosas, ¿quién vió la película "Habemus Papa"?... Ma' que Nostradamus...

jueves, 7 de febrero de 2013

Duelo y ensalada entre el "blue" y las acciones

Cómo soy reiterativo, incluso un poco aburrido, seguimos el razonamiento anterior sobre el precio del dólar "socio-insistente", es decir cuál es el precio de la divisa imperialista yankee para el insistente consumidor de este activo aunque, esta vez, en relación a otros precios "relativos".

Recordemos que los "precios relativos" (no sé, si ya han cambiado la definición oficial de este concepto) son los precios de aquellos bienes medidos en relación a otros.

El "dólar" es un bien (medio especial por ser una divisa) y las "acciones" otro tipo de bien, aunque podría haber sido "El duelo entre las papas y las zanahorias", en fin, sigamos.

En este caso se analizará el dólar en sus (aún) dos variantes respecto a la acción que mejor performance tuvo en la Bolsa las últimas 52 semanas, es decir Tenaris (TS).


Tenaris es una empresa internacional grande y diversificada; no sé si explota a sus empleados, sin embargo tiene un fuerte entramado de capital físico y humano invertido.

En el cuadro inserto se puede observar que la acción de TS aumentó, entre sus mínimos y máximos (aunque estos valores no reflejan el precio diario) un 89%, entretanto y para la misma fecha considerada, febrero 2013 - 2012, la variación entre un dólar "blue" y uno "oficial" fue... 83%.

Incluso medidos en valores absolutos, esto es TS en dólares (con todo lo que tiene invertido en "fierros" y capital humano) en 2012 era de u$s20,52 a dólar oficial, y hoy, un año después es de u$21,14 a dólar "blue".

Relacionado al párrafo precedente, sigamos con las apariencias, la brecha entre el oficial y el blue en febrero de 2012 era $0,46 y en febrero 2013 es $2,93; es decir que la ínfima diferencia entre ambos dólares en 2012 da cuenta de esos u$s20,52; mientras que los u$s33,55 del oficial para TS en 2013 seria bastante ficticio.

¿Muy complicado? Sólo se requiere tomarse un respiro y ver bien el cuadro.


miércoles, 6 de febrero de 2013

Mentime que me gusta

Titula el periódico digital "la politica on line", palabras más, palabras menos, la siguiente noticia (?):
"Para llegar a un acuerdo con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), el secretario de Comercio Interior encerró a sus representantes en un cuarto durante dos horas sin aire acondicionado y les advirtió que si no firmaban iba a tomar represalias. Además habría pedido revisar los celulares de todos los presentes cuando recibió un llamado de Coto."
La nota no deja de ser de "color", ya que en el siglo XXI tenemos un "super funcionario" que se sacrifica por la patria y que a fuerza de voluntad, asegura un control de precios durante 60 días.

Vamos por tres comentarios:

Primer comentario, ningún régimen político se sostiene únicamente a los gritos, o la "voluntad-de-algunos-voluntarios-pagos-muy-voluntaristas", sino de reglas claras para saber hacia dónde ir, o qué hacer. Si los empresarios saben que por 60 días, hipotéticamente, deben vender el mismo producto al mismo precios pero con costos crecientes, ¿qué hacen? producen menos.

Segundo comentario, la población, que tiene memoria, sea la abuela o el papá dice "yo recuerdo que al pobre Alfonsín le hicieron un 'golpe de mercado' y todo subió hasta las nubes; entonces me abastezco por las dudas de arvejas, leche en polvo y ananá en lata". Todos comienzan con la misma tónica, con resultados similares: menos oferta de productos (descartando mercados marginales).

Tercer, y último comentario, el "Mingo" Cavallo, a fines de 2001, estableció el corralito por 90 días para evitar la fuga de los preciados verdes. ¡Aha! y al día 91, ¿de qué nos disfrazamos?. Es decir, 90 días pensando a qué hora ir a hacer la fila para comprar/sacar dólares. Llegado el día 91, una nueva medida que tiende a profundizar, enrarecer y entorpecer el normal desenvolvimiento del mercado diario nos ¿sorprende?, cuando en realidad ¿esperabamos? la normalización.

Aún deberíamos estar aún lejos de lo que se denomina síndrome del "pato rengo", pero es la sensación cada vez más acuciante que deja trascender la actual gestión de gobierno.

martes, 29 de enero de 2013

El color "blue" está de moda

"Blue" en inglés significa azul, aunque también significa estar triste.
En nuestro país denota el precio (no valor, aunque esto sería una discusión más larga aún) de la divisa extranjera.
Es cierto que el dólar "blue" es "ilegal", ya que no existe un mercado autorizado por el Leviatán, esto es el poder estatal, para que sea comercializado. Sin embargo, el denominado dólar oficial no está disponible y brilla por su ausencia.

En uno de los afamados monólogos de Tato Bores decía:
 "¿Qué es un precio?, por ejemplo cuando una persona va a comprar un cenicero que cuesta $10 y le dice al vendedor -¡Oigame, en el local de enfrente el mismo cenicero está a $7!-, a lo que el vendedor ofuscado le responde que lo compre enfrente, pero recibe como respuesta -¡Lo que pasa es que no quedan más-; entonces el comerciante dice -¡Cuando a mi no me queden más, también lo voy a ofrecer a $7!-"
El ejemplo es válido para el dólar "triste o blue", como no queda más al precio oficial, debe venderse al que se consigue.
Y lamentablemente cada día más se va imponiendo el dólar "triste" que, hoy más que nunca, se encuentra muy alegre en su peregrinaje hacia la cima.

Si hacemos unos sencillos cálculos nos queda una tabla como la siguiente:

Es decir qué, desde que empezó nuestra aventura cambiaria, el dólar "triste-pero-no-tanto" se elevó un 72%. Y si bien esto no interesa porque está inflado por razones exageradamente especulativas, si interesa lo que sucedió con el "oficial-que-se-ofrece-pero-no-se-consigue" que se devaluó un 24%, cuando en años anteriores hubiera sido impensable.

Ahora salió el ex Vice Cobos (que siempre aclara que no fue Chacho Álvarez pero tampoco es Boudou, ni chicha, ni limonada) a decir que el gobierno analiza sacar el "peso federal".
Algo, que en la humildísima opinión de un servidor, sería descabellado y hasta suicida en estas circunstancias.

Sin embargo, el economista y director del Blog, Nicolás Litvinoff, escribió un post que se titula "Ventajas y desventajas del peso federal..." y que, resumidamente menciona:

1) Significaría un reconocimiento implícito por parte del gobierno de que la inflación es un problema real (...) . Esta medida podría venir acompañada de un control de precios más fuerte (...). Comentario: si no hubo reconocimiento de la inflación hasta ahora, menos después con mayores controles.
2) Solucionaría el problema del traslado del físico. (...). Comentario: se soluciona sincerando que hacen falta billetes de mayor denominación.
3) Solucionaría el tema del deterioro y la suciedad de los billetes actuales de 2, 5, 10 y sobre todo 50 pesos (...). Comentario: la esterilización es "moneda corriente" y fácilmente saldrían de circulación sin nueva emisión.
4) Permitiría dejar atrás de una vez por todas la convertibilidad y haría que la devaluación de mercado que se está llevando a cabo no parezca tan “sangrienta”, (...). Comentario: la Convertibilidad hace rato no existe y la devaluación continuaría, sólo hace falta ver qué pasa en Venezuela con el "nuevo (pero viejo de vicios)" bolivar.
5) Podría restaurar la confianza en la moneda local, tan vapuleada luego de tantos años soportando inflación de dos dígitos, aunque sea de manera momentánea. Comentario: es peligroso ese "momentánea" porque lo que se quiere erradicar "ES" la inflación.

El extracto (en itálica, y es de mi consideración) en su argumentación ¡¡¡¡es rebatible por dónde se prefiera!!!!, y por consiguiente falaz en su consideración general.

Una "nueva" (???) moneda acarrearía los "viejos" vicios de toda la vida. La Argentina ya dispuso por las razones aludidas en los cinco puntos anteriores indicados de la friolera de ¡¡¡13 ceros!!! (véase ello acá si no me creen).

No hace falta cambiar ninguna moneda sino ser un poco más coherentes y:
   a) Sincerar los índices de precios (INDEC).
   b) Subir las tasas de interés (recesivo pero no es peor que la "infleta").
   c) Colocar una meta de emisión por parte del B.C.RA.
   d) Sacar un billete de mayor denominación (a esta altura de 500 mangos).
   e) Ralentizar el gasto público.

En todas ellas, no hay recetas mágicas y aún el gobierno nacional tiene cierta dosis de control de la situación por lo que no le vendría mal un shock de confianza de cara a las elecciones legislativas.

Ya sé, es fácil decirlo pero no hacerlo. Claro está, pero si no se toman medidas contractivas hoy, mañana lo va a hacer cualquier otro que no sea el gobierno y de la peor manera.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Muy buen gráfico

El Blog el salmón publica el siguiente gráfico que da cuenta de la situación europea.
¿Y si estos gilipollas le dieran a la maquinita de imprimir billetitos? Hasta un 5% de infleta anual


miércoles, 7 de noviembre de 2012

¡¡¡¡Esto es consultoria!!!!

Lucas Llach en su Blog rescata a Nate Silver, del siguiente sitio http://fivethirtyeight.blogs.nytimes.com/ porque el tipo le pegó en T - O - D - O en su pronóstico para las elecciones presidenciales.

Este es el mapa probable de resultados:


Y el siguiente es el mapa "resultadista", mejor dicho definitivo:


Sí, tuvo un 100% de efectividad. Yo me pregunto ¿no será que la consultoría es casi un "arte"?