Follow by Email

lunes, 21 de febrero de 2011

Nuestro invitado: Lic. en RRII Gabriel Guzman, geopolítica actualizada

Revolución de las Mil una Noche 2011

Se recordara a la Región del Magreb (Área geográfica, ubicada al norte de África, limitando con el mar Mediterráneo y al sur con el desierto del Sahara), con mayoría de religión musulmana, donde comenzó mas precisamente en Túnez una revuelta popular en búsqueda de cambios mas democráticos y económicos mas equitativos, y como un efecto dominó se expandió a: Egipto y Argelia. Esta revolución tiene un efecto centrífugo, es un fenómeno trasnacional que llegó alterar el status quo del norte de África y puso de manifiesto alarmas en Medio Oriente: Jordania, Yemen, Siria y Bahrein.
La situación actual de la que llamaremos la Comunidad Musulmana (como un unidad religiosa, política y jurídica que abarca el Magreb y Medio Oriente) donde se concentra en la actualidad la mayor reserva y explotación de hidrocarburos, sumado a una explosiva combinación entre Regímenes Seculares: aliados de Estados Unidos y de la Unión Europea, amenazando en formas directa o indirecta por organizaciones políticas fundamentalistas islámicas, y la demanda de los derechos fundamentales de los individuos.
Egipto, “¿con un botón, basta para muestra?”, hay varios denominadores comunes que se repiten en estos países: la presencia de Regímenes Absolutitas de tipo Presidencialista (Egipto, Argelia, Siria) o Monarquías (Arabia Saudita, Jordania, Marruecos, Bahrein); la práctica de la cleptocracia (los mecanismos del gobierno de un estado se dedican casi enteramente a gravar los recursos y a la población del país por medio de impuestos no retribuibles a ellos; desvíos de fondos, etc.
Los dirigentes del sistema, amasan grandes fortunas personales, junto a los más allegados como los ministro y asesores personales, y el  autoritarismo, como la modalidad del ejercicio de la autoridad en las relaciones sociales, por parte de alguno o algunos de sus miembros, en la cual se extreman la ausencia de consenso, la irracionalidad y la falta de fundamentos en las decisiones, originando un orden social opresivo y carente de libertad. Estos Regimenes han sido parte de los “dividendos” de la guerra fría, mantenidos y sostenidos por los acuerdos geoestratégicos entre Estados Unidos y la mayoría de los Estados árabes, para contener a la Ex Unión Soviética y estabilizar el conflicto árabe – israelí. Al finalizar la guerra fría Estados Unidos define una nueva amenaza global que consolida la alianza con los principales países del mundo árabe, las organizaciones islámicas fundamentalistas e Irán (Estado Teocrático) como los principales exponente al terrorismo.
Los Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, tienen un principal interés en lo que suceda en Egipto, debido a que una injerencia directa para sostener un régimen agotado llevaría una mayor radicalización y a un sentimiento anti occidental, provocando una creciente legitimidad a los grupos políticos de buscan una política panarabista (nacionalismo árabe) o una política fundamentalista islámica (Panislamismo), posiblemente provocando una reacción de tipo “Domino” hacia la región. Estados Unidos con sus aliados deben mantener los tratados políticos, económicos, financieros y culturales, mas allá del tipo de gobierno que los egipcios elijan. Hay que recordar que Estados Unidos y la Unión Europea tienen como intereses vitales: la lucha contra el terrorismo, el control de los recursos hidrocarburíferos y  mantener Estados Seculares o Semi Seculares.
El escenario a mediano plazo muestra una serie de interrogantes: ¿las Fuerzas Armadas egipcias tolerarían un gobierno islamista elegido democráticamente?, ¿Las Fuerzas Armadas egipcias negociaran con el gobierno de transición una amnistía por las violaciones a los derechos humanos durante el gobierno de Mubarak?, ¿La revolución secular egipcia, como modelo, desplazará en el corto tiempo a los partidos religiosos en las búsqueda del poder político en el mundo árabe?, ¿Cuál es el grado de amenaza que perciben respectivamente Israel y Arabia Saudita?
Quizás se este cumpliendo un viejo sueño de la Política Exterior de Estados Unidos desde principio del S.XX, llevar la democracia liberal a todas partes del mundo como forma de gobierno. Pero este sueño puede convertirse en pesadilla para Estados Unidos y sus aliados, por que las manifestaciones populares en búsqueda de mayor libertades y mejoras en el nivel de vida, pude desembocar en gobiernos nacionalistas o islámicos elegidos por el voto popular. Provocando en Estados Unidos una identificación de “Estados Villanos” – “Estados Fallidos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario