Follow by Email

jueves, 27 de octubre de 2011

Apuntes de la actualidad neuquina

Se cumplieron los pronósticos a nivel nacional: Cristina Kirchner en primer lugar, en segundo lugar, y muy atrás, Hermes Binner. Cabe aclarar que no hay oposición cuando existe una sola opción ideológica, asimismo históricamente los segundos se diluyeron en nuevas ofertas. Veremos en esta oportunidad.

Respecto a la Ciudad de Neuquén, el triunfo de Horacio "Pechi" Quiroga fue contundente, ni el más conspicuo emepenista calculó la magnitud del triunfo. ¿Qué significa para el MPN? Que la ciudadanía no le dará un cheque en blanco al Partido que hasta ahora fue el Partido Dominante de la política neuquina; que repiquetean los estertores del triunfo de Soria en Río Negro como una advertencia para gestionar con más fuerza y a favor de la gente; y que el MPN no es un partido sin fisuras.

Hacia adentro de la oposición, el mensaje fue claro: "juntos sí, pero no revueltos", una coalición no es forma de gobernar si tiene muchas aristas de poder, así como tampoco si sólo mira hacia el "ombligo", es decir hacia sus intereses personales y sectoriales.

El corolario es que la ciudadanía acepta un liderazgo único, con un mensaje claro y dirigido a la solución concreta de los problemas de la Ciudad, y no la mera enunciación de principios voluntaristas, siendo que ya tiene demasiado con el gobierno nacional y provincial.

Reparar calles, mantener espacios verdes, no a las peleas intestinas que nadie entiende, contención social y, principalmente, un único interlocutor con intereses personales pero entendibles para la gente común.

Se terminó la experiencia coalicionista en su versión "democrática directa", se vuelve a la "democracia de liderazgos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario